Buscan armarse en San Jerónimo

Junta de vecinos

Previo a una reunión privada entre los presidentes de los comités vecinales, los colonos contemplan conseguir armas de bajo calibre para su defensa.
Foto: José Aguilar

Monterrey,  México (18 octubre 2013).- Pese a que perciben mayor seguridad en el sector, vecinos de San Jerónimo analizan la tramitación de permisos para tener armas en su casa, a manera de protección, reveló ayer el vocero Ramiro Cepeda.

Previo a una reunión privada entre los presidentes de los comités vecinales, Cepeda aseguró que hay una gran cantidad de colonos que contemplan conseguir armas de bajo calibre para defenderse de los intrusos.

La idea, precisó, la tuvo una vecina tras el asesinato de la chef Roxana Moya Guerrero, ocurrido el 26 de septiembre en su casa, en la Colonia Prados de San Jerónimo.

Aunque la propuesta se consultará apenas mañana en la reunión semanal de los colonos, Cepeda explicó que por el momento piensan enviar una carta a la Sedena para pedir asesoría sobre cómo conseguir y utilizar las armas permitidas por la ley.

“Es inquietud de una vecina, que dice que ella quiere tener un arma en su casa, que qué se necesita”, expuso, “entonces estamos pidiendo asesoría para ver qué se necesita.

“Básicamente es eso, un grupo de vecinos que ya se está sumando, pues algunos quieren ver la posibilidad de ellos adquirir un arma para tenerlo en su casa como defensa”.

Aunque admitió que será una medida polémica, el portavoz de los colonos argumentó que la Ley Federal de Armas de Fuego y Explosivos permite a los ciudadanos adquirir un arma con un calibre menor a los 9 milímetros.

Aclaró que no se plantea crear un grupo de autodefensa, sino utilizar las pistolas para protección personal, pues consideran que el homicidio de Moya Guerrero pudo haberse evitado.

“Lógico (el detonante fue) la muerte de Roxana, que la mataron y ella no tenía con qué defenderse, e inclusive una señora dijo que el día que la apunten con un arma ella no puede defenderse a sartenazos”, señaló.

“No estamos promoviendo eso, sino es inquietud de los mismos vecinos, el que quiera hacerlo vamos a formar un comité y vamos a consultarlo”.

Otros colonos ajenos a la junta consideraron que la propuesta podría ser contraproducente ante la falta de preparación de los habitantes.

Los inconformes coincidieron en que el apoyo del Estado no es claro, lo que ha orillado a los demás a pensar en estas acciones.

“El Gobierno estatal está dando pie a que los vecinos piensen en medidas un poquito fuera de proporción, como armarnos todos”, manifestó José Luis Tamez, residente del sector.

“Lejos de pensar que si está bien o si está mal pienso en cuántos de los vecinos saben utilizar apropiadamente un arma, ¿realmente eso aumentaría nuestra seguridad?”.

Nota: Periodico El Norte

Por: Pedro Pablo Cortés

Be Sociable, Share!